Contaminación del combustible

“La contaminación del gasoil con agua y sedimentos es un hecho indiscutible”, el gasoil es un producto complejo; su uso principal es como combustible, sin embargo, funciona también como lubricante y refrigerante del equipo de inyección de combustible.

La condensación, un reducido abastecimiento de combustible, un almacenamiento deficiente del mismo y un mal mantenimiento desempeñan un papel significativo en la contaminación del gasoil.

Los requisitos en cuanto a presión y limpieza para la inyección de combustible son hoy muy diferentes a los de hace tan solo unos años. Los sistemas de bombeo mecánico funcionaban habitualmente a presiones entre 10 000 y 14 000 psi.

Hoy día, las cada vez más estrictas normas de emisiones de escape han llevado a unas presiones de inyección superiores a 40 000 psi. Estas presiones de inyección tan altas mejoran la atomización del combustible y reducen las emisiones, pero también provocan un desgaste muy acelerado por abrasión del sistema de combustible. Para contrarrestar el incremento en el desgaste como resultado de las presiones de inyección más altas, es necesario abordar tres factores clave para maximizar la vida del sistema de combustible.

Agua, productos abrasivos y presión de abastecimiento

Agua

En primer lugar, el combustible no debe contener un exceso de agua, que rompe la resistencia de la película protectora del combustible y provoca desgaste por fricción del émbolo y agarrotamiento.

Eliminar el exceso de agua es aún más importante al reducirse los niveles admisibles de azufre en el combustible hasta casi cero. El proceso para eliminar el azufre del combustible elimina también algunas moléculas de carbono de cadena larga que mejoran la resistencia de la película del combustible. Un combustible con un nivel muy bajo de azufre tendrá también una menor resistencia de la película y una menor resistencia a la fricción y el agarrotamiento

Productos abrasivos

En segundo lugar, se deben eliminar del combustible las partículas abrasivas microscópicas para prevenir así el desgaste por abrasión del inyector. Estas partículas abrasivas provocan el desgaste prematuro por abrasión de la válvula del cartucho del inyector, con el resultado de una excesiva fuga interna de alta presión. Muchas de estas partículas abrasivas están presentes en el combustible como resultado del proceso de destilación del petróleo. Otras partículas abrasivas adicionales penetran en el depósito de combustible en forma de aire polvoriento o a través de la ventilación sin filtrar del depósito de combustible o de tapones de depósito no ventilados.

Presión de abastecimiento

Por último, debe mantenerse la presión de abastecimiento del combustible al inyector para obtener un llenado y funcionamiento correctos del inyector.

*La información precedente se ha extraído de
“Improving Fuel System Durability” (Mejorar la durabilidad del sistema de combustible) de CATERPILLAR®Fuel Systems

Web diseñada por Cactus, y desarrollada por Core.